La creación de un LMS (Learning Management System) no es tarea fácil. Son muchos factores los que hay que tener presentes para el buen funcionamiento de tu plataforma. Desde Editorial Digital te ofrecemos estos consejos y lo que pensamos nosotros que son las 5 claves para su éxito:

1. Usabilidad

La finalidad de un LMS es servir como herramienta productiva para la persona que se esté formando. En ningún momento se puede convertir en un quebradero de cabeza para el estudiante.

Muchas empresas creadoras de LMS se pierden en añadir todo tipo de recursos y herramientas adicionales con el único objetivo de dotar de una aparente mayor proyección en la experiencia del usuario. La mayoría lo único que consigue es confusión en el usuario y por lo tanto una falta en el rendimiento.

Un LMS tiene que estar diseñado de manera intuitiva para que tanto alumno como docente encuentren cualquier tarea en el menor número de clics posibles. La interfaz no debe de provocar ningún tipo de duda sino que ha de ser una invitación al aprendizaje.

2. Fiabilidad

Tareas como el mantenimiento, los testeos y la comprobación de compatibilidades de archivos son fundamentales en la gestión de un LMS.

Para un correcto mantenimiento, nuestro equipo realiza tareas rutinarias de cargas máxima de usuarios para medir el rendimiento, testeo de archivos para las compatibilidades y demás procesos.

La estabilidad de la plataforma es primordial para que el estudiante tenga una experiencia e-Learning completa. En Editorial Digital lo sabemos.

Campus virtual lms 2022 personalizado
Imagen de la pantalla de login de un campus virtual lms 2022

3. Adaptabilidad

A veces, hasta personas matriculadas en el mismo curso y en la misma clase tienen formas distintas de aprender. Un alumno debe poder disfrutar de una flexibilidad plena en la elección de recursos que le vayan a servir para la consecución del curso

Estos recursos van desde subidas de archivos externos como material de apoyo, organización en un calendario con eventos y tareas individuales, facilidad para la gestión de tutorías, integración con distintas app externas, etc.

Para el profesorado o la administración también se le tiene que incluir otra serie de recursos acordes a su rol y que estén en perfecto intercambio con los estudiantes.

4. Transparencia

Una de las principales ventajas que conlleva el uso de un LMS es que se puede consultar el progreso que se lleva del curso o la tarea.

Un LMS ha de mostrar la suficiente información relevante para que un alumno pueda comprobar su ritmo en el estudio o sus calificaciones en prácticas y un profesor pueda tener una noción del rendimiento que están obteniendo su alumnado.

5. Movilidad

Uno de los grandes objetivos de un LMS es que te lo puedes llevar a cualquier lado. Hoy en día con las nuevas tecnologías es muy fácil acceder a una red de datos desde cualquier punto lo que significa poder llevar la experiencia de aprendizaje a cualquier situación.

El diseño de un LMS debe ser adaptado y testeado en todo tipo de dispositivos. La relación de aspecto y la carga de recursos estéticos ha de optimizarse para que pueda disfrutarse en cualquier lugar.